Hijo de inmigrantes Taiwaneses, nacido en Buenos Aires en 1981.

Descendiente de la generación del “No Future”, de los 90s.

Constantemente en busca de una identidad, de un lugar de pertenencia. Así fue como llegué a la pintura a través de unos pinceles comprados en el barrio chino de Belgrano, hace poquito más de una década.

Realicé la carrera de Diseño Gráfico en la UBA y la necesidad me llevó a la carrera de Pintura del IUNA donde cursé unos 5 años.

Siempre la dualidad entre lo oriental y lo occidental. Entre los orígenes del arte precolombino, su simbología y sus similitudes con el arte rupestre de Asia, con sus actuales caracteres y morfología, y una íntima relación con el expresionismo o neo-expresionismo occidental.

En el último período me encuentro indagando en la relación entre la caligrafía china (书法) y la pintura, experimentando a través de los trazos caligráficos como inicio/origen. Improvisando sobre el lienzo, pasando por la abstracción de caracteres y, terminando en una obra abstracta a veces, otras más figurativas.

Las mutaciones, las transformaciones, los cambios, palabras comunes en el pensamiento chino sirven de referencia para la producción de esta obra. “La polaridad, la dualidad”, el sentir haber crecido y vivido entre dos mundos, el Argentino y el Taiwanes. Dos mundos en un principio opuestos, queriendo ahora complementar y no separar.

El camino en la búsqueda sobre mis orígenes ha confluido en la última época en buscar respuestas internas, buceando, explorando, en algún nuevo lenguaje, en alguna “Lengua Desconocida”.