La dedicación al arte surgió en mi niñez; despertó en mí la mejor herramienta de expresión, comunicación y conexión
conmigo y el mundo que me rodea. Cada colección de arte contemplan momentos bisagra o especiales en mi vida.
Desde que descubrí este don pasé por varias técnicas artísticas, iniciando con dibujos, continuando con pastel, luego
acuarela, acrílico y terminé por la pintura en óleo; mi preferida y elegida al día de hoy. Esta última es una técnica que me
permite manejar mis tiempos, mis momentos, mis necesidades. El óleo es una pintura que permanece viva por días,
maleable y se deja llevar por las pinceladas como la corriente de un rio. Los colores no tienen límites precisos, pueden
esfumarse y lograr tonalidades nuevas, sensaciones inesperadas.
La creación de cada obra significa entrar en mi mundo, más allá del consiente, descubrir lo que siento. Mis pinturas no
tienen técnicas exactas. Me dejo llevar con cada pincelada y cada pincelada plasma en el lienzo mis sentimientos del aquí y
ahora.
En la invención de cada pintura, no hay tiempo ni espacio, no hay mente solo corazón, pureza en el sentir. Cada obra lleva
parte de mí, la conexión de mi microcosmos con el macrocosmos. Ninguna obra es casual sino causal. Cada figura, cada
color, cada gesto, cada matiz tiene un porqué.
A nivel personal, nací en Neuquén, Patagonia Argentina, el 17 de Junio de 1982. Inicié con el arte a mis 8 años de edad
junto a mi hermana Ivana. Estudie la carrera de Medicina en la Universidad Nacional de Buenos aires. Recibida de Medica
Pediatra a los 28 años, continúe con mis perfeccionamientos en pintura en óleo.
Durante mis años de prácticas y residencia hospitalaria en la ciudad de Esquel, Chubut, abandoné mi vocación artística.
En el año 2018, estando en Praga (Rep. Checa) en un momento de profunda soledad, melancolía y angustia, sumergí el
pincel en las tonalidades que me llevaron a expresar ese instante. Fue allí donde reconecté con esta pasión que había
dejado en el olvido. Desde ese momento y hasta el día de hoy mi contacto con el arte es constante y profundo.
Actualmente me encuentro viviendo en Capital Federal, Buenos Aires. En conexión con el arte, adentrándome en su mundo,
abriendo oportunidades de intercambios con artistas de distintas culturas y lugares del planeta, participando en cada
convocatoria, permitiendo conocerme y compartir y mostrar mi veta artística desde lo que soy.
Todos estos años de mi vida, llevaron a que hoy sea la ARTISTA que soy.
Es en mis pinturas donde encontrarán plasmada mi más pura y sincera persona. Cada colección es una manifestación de los
momentos vividos y de los que aún quedan por vivir.