Nací en el año 1990, en la ciudad de Belo Horizonte, Brasil. Dos años después mis padres decidieron volverse a Buenos Aires, donde crecí.
Aprendí a dibujar desde muy chico copiando superhéroes de revistas… Me gustaba que las proporciones queden bien, y sean lo más parecido al dibujo original. Con el paso del tiempo fui desarrollando la técnica, y entendiendo más y más sobre como dibujar la anatomía humana… Y ahí me empecé a interesar en el realismo, y puntualmente en retratos. Me fascinaba poder recrear un rostro en un dibujo.
Años mas tarde, quise entrar en la UBA para estudiar diseño gráfico, pero por un tema con mí documentación no pude ese año. Me frustré un poco, y cambié el rumbo… Me anoté al año siguiente para hacer el terciario de APM. En ese momento el arte para mí era solo un hobby, una habilidad que me daba mucho placer pero no lo tomaba en serio… Lo hacía por diversión.
Empecé a hacer pruebas en paredes, pasar figuras pequenas a tamaños mucho más grandes y conservar la proporción, todo sin cuadrícula… El primer mural que hice lo pinté mitad acuarela y acrílico.
Años después me fui a vivir a Brasil con la que fue mí novia en ese momento, la cual tuvo mucho que ver en que le haya empezado a dar más importancia al arte. Allá pinté mis primeras telas, expuse en ferias y vendí mis primeras obras.
Después de 3 años y medio me separé, decidí volverme a Buenos Aires y me inscribí en la UNA, donde estoy cursando artes visuales.
Estuve trabajando de taxista, agente inmobiliario y luego de visitador médico.
Hice 3 exposiciones junto a una amiga fotógrafa y participé de varias “performances” con una bailarina al aire libre, en la cual mezclábamos body painting y danza. Y en simultáneo incursionaba en el mundo del tatuaje.
Hoy en día me dedico al arte, pinto cuadros, murales y tatúo.